Artículos sobre la dieta feliz - Alimentos felicidad



Dieta feliz: El top10 de los alimentos de la felicidad

Alimentos para ser feliz. Dieta de la felicidad
Es cierto que algunos alimentos producen una satisfacción real. Los alimentos contienen numerosas sustancias que estimulan la felicidad. El gusto dulce del chocolate aporta además una sensación de satisfacción que provoca la secreción de endorfinas de la felicidad.

Los pilares de la dieta feliz: tener un buen nivel de glucemia para mantener el cerebro en un estado óptimo, comer variado para aportar las vitaminas y los minerales necesarios y realizar actividad física para una buena oxigenación.

Los alimentos no solo nos hacen felices, sino que, además, está muy, muy ricos. Aquí tienes 10 recetas sencillas que son verdaderamente fuentes de alegría y felicidad.

A continuación los alimentos imprescindibles de la dieta feliz.

Dieta feliz: Los alimentos imprescindibles de la felicidad


1) Almendras: Efecto relax¿Por qué? Ricas en fibras y antioxidantes, aumentan también la producción de serotonina, ya que contienen mucho triptófano, precursor de la hormona. El problema es que, como todos los frutos secos, son muy calóricas. ¡Ni hablar de comer en exceso! La cantidad justa es sólo de 10 almendras al día.

Ejemplo de receta feliz: Tajín de pollo y almendras.

2) Lentejas: Antidepresivo casero¿Por qué? Porque contienen una gran cantidad de vitamina B9 (o ácido fólico), indispensable en la síntesis de los neuromediadores. La falta de vitamina B9 puede además ser el origen de una anemia o de problema de humor.

Ejemplo de receta feliz: Lentejas al curry con coco.

3) Chocolate: Truco antiestrés¿Por qué? Es muy rico en magnesio, mineral antiestrés que mejora el equilibrio nervioso, físico y emocional. Además, su consumo aumenta la tasa de beta endorfinas en sangre, que provocan un aumento de la serotonina. Para evitar coger unos kilos, es mejor optar por el chocolate negro y limitar su consumo a dos onzas al día.

Ejemplo de receta feliz: Frutas al chocolate.

4) Café y té: Estimulante total¿Por qué? La cafeína es un alcaloide, estimulante del sistema nervioso, presente en el té y en el café. Beber un café solo puede disminuir la tasa de cortisol, lo que se traduce en un efecto relajante. Además, tanto el té como el café facilitan la digestión en dosis razonables.

Ejemplo de receta feliz: Café vienés.

5) Plátano: Sonrisa XXL¿Por qué? Es excelente para el buen humor gracias a su alto contenido en dopamina (la hormona del placer) y en vitamina B6 (llamada piridoxina), que juega un papel importante en la modulación de los receptores hormonales. Además, contiene dosis interesantes de magnesio y potasio, indispensables en las transmisiones nerviosas. Un alimento completo y sin muchas calorías (135 kcal por plátano mediano frente a las 100 kcal de una manzana).

Ejemplo de receta feliz: Plátano a la vainilla.

6) Azúcar: Un dulce placer¿Por qué? Prohibido muy a menudo en las dietas, el azúcar (en dosis razonables) tiene, sin embargo, un efecto beneficioso para el estado de ánimo. De hecho, constituye el carburante número uno del cerebro, le permite asegurar el conjunto de funciones cognitivas y su consumo conlleva, además, la fabricación de serotonina, un neurotransmisor conocido como el mensajero de la sensación de la felicidad. Por este motivo, los alimentos azucarados son capaces de proporcionar tanto placer.

Ejemplo de receta feliz: Gominolas caseras.

7) Leche: Todo en calma¿Por qué? Aparte de ser beneficiosa para nuestros huesos, también contiene triptófanos, mensajeros del placer. Además, su alto contenido en calcio es igualmente favorable para el ánimo. Hoy se sabe que puede afectar al sistema nervioso, y que incluso su carencia tendría un papel en la activación de episodios de depresión.

Ejemplo de receta feliz: Arroz con leche tradicional.

8) Cítricos: Chispa de salud¿Por qué? Se recomienda consumirlos para reforzar las defensas inmunitarias gracias a su alto contenido en vitamina C. Pero esta sustancia tiene otras virtudes. Implicada en las transmisiones neuronales y el metabolismo de los neurotransmisores, está igualmente muy presente en el líquido cefalorraquídeo. O sea, buen humor es igual a buena salud. ¡Ésta es la ecuación ganadora de naranjas, mandarinas, limones, limas o clementinas!

Ejemplo de receta feliz: Ensalada de naranja y menta.

9) Carne: Energía 100%¿Por qué? Porque nuestro cerebro necesita proteínas y sus aminoácidos para reparar y reconstruir permanentemente las células. Hasta tal punto que el consumo moderado de proteínas animales justo antes de un esfuerzo intelectual contribuye a activar la producción de dopamina y de noradrenalina, factores determinantes en la atención, las emociones, el sueño... La carne, sea de buey, ternera, aves de corral, cordero o cerdo, es la principal fuente de proteínas. Constituye, además, un aporte considerable de hierro que ayuda a prevenir el cansancio.

Ejemplo de receta feliz: Tartar de buey.

10) Pescado azul: Plan zen¿Por qué? Porque las sardinas, el salmón, el arenque y la caballa contienen elevadísimas cantidades de ácido graso Omega 3. Ahora bien, su carencia casi siempre está asociada a bajos niveles de serotonina en el cerebro.

Ejemplo de receta feliz: Sardinas con pimientos.