Artículos sobre la dieta feliz



Quiero ser feliz: trucos para ser feliz (autoayuda)

Qué hago para ser feliz. Claves para ser feliz
La felicidad es el más solicitado de los deseos. Lograr vivir en un estado de serenidad, a pesar de las circunstancias, es el primer paso para ser feliz.

Estar en paz con uno mismo es la base del equilibrio. "No son las personas ni las circunstancias las que nos perturban, son nuestros propios pensamientos y actitudes acerca de ellos, los que nos producen inquietud".

Las personas positivas gozan de mejor estado de salud. La negatividad no se hereda y tampoco se nace con ella, más bien se adquiere. Con voluntad y entrenamiento podemos cambiar nuestros pensamientos y volverlos más positivos.

Cómo ser más feliz y aprende a tener unos pensamientos positivos para alcanzar la felicidad. Qué hacer para ser feliz:

Quiero ser feliz: Cómo ser feliz


La negatividad tiene como fuente la batalla que todos libramos en nuestras propias mentes al proponernos objetivos incompatibles, ya que hacemos depender nuestra paz interior y nuestro equilibrio de que los demás cambien.

Normalmente, culpamos a todos y a toda circunstancia de nuestro estado de depresivo y mal carácter, porque nada ni nadie responde a las expectativas que teníamos. Esto nos lleva a perder los nervios y a la infelicidad. ¿No es absurdo?

Para ser feliz, lo primero es comprender que el sentirse en paz y tranquilo, se tiene que realizar un proceso interior individual. Lo siguiente es aceptar a los demás, como son, con sus virtudes, defectos y sus limitaciones.
Es importante prestar más atención a las necesidades de los que nos rodean. Ser humildes. Reconocer nuestros errores. No dejarse influir por las críticas y evitar hacerlas. Saber decir no. Y por último, disfrutar de los éxitos ajenos.

Quiero ser feliz: Claves para ser feliz en 10 pasos


1) Acepta la realidad con honestidad y realismo: "Yo soy así ahora", te quitarás un gran peso de encima.
2) Identifica tus cualidades, las ventajas de tu forma de ser y las circunstancias positivas de tu vida (afición...).
3) Establece tus objetivos en forma de pequeños pasos que te sientas capaz de seguir, sin prisa y sin castigarte.
4) Autocuídate. Toma el control de tu vida y cuida de tu entorno: alimentación, higiene, actividad física y demás.
5) Expresa sin temor tus creencias y opiniones.
6) Compárate en positivo: valora algo bueno del otro junto a algo bueno tuyo.
7) Las cosas negativas que te dicen los demás son opiniones personales, no son la verdad sobre ti.
8) No generalizar ni extender a toda tu vida críticas concretas relacionadas con tu aspecto físico.
9) La gente no te aprecia por ser delgada o perfecta, te quieren por ser como eres, única y diferente a los demás.
10. Nadie es perfecto.

Quiero ser feliz: Pensamiento positivo


Si conseguimos transformar nuestro pensamiento profundo en positivo, toda nuestra vida tomará una dirección hacia la felicidad. Si lo logramos, podremos superar los tropiezos con más facilidad, mejoraremos nuestra vida familiar, y, lo que es más importante, nuestra salud.

Se ha demostrado que sólo un minuto de pensamiento negativo debilita el sistema inmunitario durante horas. La sensación de agobio hace que se produzcan cambios radicales a nivel hormonal y en el funcionamiento del cerebro. Hasta la toma de decisiones adecuadas pueden verse afectadas, ya que esas zonas del cerebro quedan con poco riego.

El pensamiento positivo está basado en el esfuerzo de superación y nos ayuda a seguir trabajando con constancia e ilusión para superar el mal momento Tomar conciencia de que la frustración y el miedo no nos dejan avanzar y que son dañinos es el primer paso hacia la positividad, así como el de convencernos que detrás de un problema siempre, incluso en las peores circunstancias, hay una solución.

En situaciones preocupantes o dolorosas es importante no encallarnos en el problema, por lo que debemos dejar que nuestra mente se quede atascada en emociones dañinas. Un buen sistema en estos momentos es intentar esforzarnos en pensar cosas bonitas, vivencias agradables y, sobre todo, en personas que nos quieren y nos apoyan. Cambiar nuestro sentimiento hacia la vida con aceptación y ganas de superación está en nosotros... y sólo nosotros, definitivamente, podemos lograr el cambio.